Detalle post

¿JUEGA ALGÚN PAPEL IMPORTANTE LA VITAMINA C EN EL SISTEMA DIGESTIVO? 26 febrero  

¿JUEGA ALGÚN PAPEL IMPORTANTE LA VITAMINA C EN EL SISTEMA DIGESTIVO?

La investigación, llevada a cabo por la Universidad de California en San Francisco y publicada en el último número de la revista "Jornal of the American College of Nutrition", revela que la "H. Pylori" está presente en el 50% de los mayores de 50 años, aunque sólo entre el 10 y el 15% de quienes la tienen sufren los trastornos que provoca.

 

Entre los efectos clásicos que se le atribuyen se puede citar la gastritis, la úlcera gástrica y duodenal, las alteraciones mucosas del linfoma de Malt o el cáncer gástrico. A ellos hay que añadir el cáncer de páncreas y afecciones dermatológicas, como la urticaria, según se desprende de estudios de la Universidad de Viena y de los servicios de aparato digestivo y dermatología de los hospitales sevillanos Virgen Macarena y Virgen de Valme, llevados a cabo en los últimos años. En los países occidentales, la "Helicobacter pylori" se contagia principalmente a través del contacto humano, pero la preocupación creció en 1998 cuando especialistas de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) descubrieron su existencia en masas de agua dulce como lagos y ríos. En humanos, este agente patógeno reside en las paredes del estómago y causa las enfermedades liberando una proteína que rompe las uniones celulares de estas paredes. De momento, el tratamiento se basa en la utilización conjunta de dos antibióticos y de un antisecretor, pero el nuevo descubrimiento propone añadir vitamina C.

 

"No podemos certificar que la existencia o no de vitamina C prevenga de la infección inicial de "H. Pylori"", afirma Joel A. Simón, uno de los artífices del estudio, "pero sí que a mayores niveles de la vitamina existe mayor potencial de evitar sus efectos como la úlcera de estómago o el cáncer gástrico", concluye. Estas afirmaciones se basan en el hecho de que, de los pacientes estudiados que resultaron infectados, aquellos que tenían mayores niveles de esta sustancia eran un 25% menos propensos a sufrir los efectos nocivos de la bacteria.

Publicado por: Consumer.es sábado de agosto 2003